Skip to main content

“Quiero felicitarte porque has hecho un trabajo fantástico”

“Quiero felicitarte porque has hecho un trabajo fantástico”

Quiero felicitarte a ti y a tu país, y quiero decirte que has hecho un trabajo fantástico; mi gente trabajando junto a ti también me ha contado el amor que tienes por tu país”, le expresó hoy el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, a su similar de Honduras, Juan Orlando Hernández.

 

El encuentro entre el presidente Hernández y Trump, además de sorpresivo, estuvo lleno de halagos de parte del actual inquilino de la Casa Blanca para el mandatario hondureño.

 

El encuentro ocurrió en un reconocido hotel de la ciudad de Nueva York, cuyos alrededores estaban cerrados y llenos de muchos agentes del Servicio Secreto; las medidas de seguridad eran extremas y las avenidas cercanas al hotel estaban bloqueadas, mientras los registros eran minuciosos.

 

A seis cuadras del lugar se ubica la Organización de las Naciones Unidas (ONU), donde se desarrolla la 74° Asamblea General de la entidad mundial.

 

Trump y Hernández habían coincidido por primera vez el pasado lunes en una reunión sobre respeto a la libertad religiosa, cita convocada por el mandatario estadounidense a la que asistió un selecto grupo presidentes y empresarios.

 

A las 11.00 de la mañana, en uno de los lujosos salones del hotel apareció la emblemática figura de Donald Trump, con su acostumbrado traje azul, corbata roja y su reconocida cabellera rubia.

 

Allí lo esperaba Hernández, y muy cerca de él, la primera dama, Ana García de Hernández; el canciller Lisandro Rosales; la embajadora de Honduras en Washington, María Dolores Agüero, y el secretario interino de Seguridad, de Estados Unidos, Kevin McAleenan.

 

Trump llegó al salón para ser testigo, junto a Hernández, de la firma de los acuerdos integrales entre ambas naciones, que abarcan migración, seguridad, oportunidades de empleo para hondureños e inversiones.

 

Trump saludó a Hernández con un fuerte apretón de manos, y no lo hizo con una mano, sino con ambas, como dejando constancia de ofrecer un saludo fraternal y amistoso. De principio a fin, el gesto entre ambos mandatarios denotó amabilidad y calidez.

 

Seguidamente, Trump expresó una serie de elogios al presidente hondureño, quien respondía con cordialidad, respeto y afabilidad; parecía que tuvieran una relación de muchos años y sus encuentros fueran frecuentes.

 

“Lo que más nos pasan diciendo nuestros colaboradores es cuánto amas a tu país”, le dijo Trump a Hernández en un tono de mucha seguridad y amistad, y mostrando buen humor.

 

En esa conversación de confianza entre ambos presidentes, Trump le reiteró a Hernández que su Gobierno seguirá respaldando su gestión.

 

“Nosotros vamos a estar contigo y vamos a trabajar juntos, y haremos que sea aún mejor para ambos, para Estados Unidos, tu país, y también para la región”, aseguró Trump a Hernández, quien después de la firma del acuerdo iba a pronunciar su discurso en la ONU.

 

Trump, de 73 años y el 45° presidente de los Estados Unidos, continuaba su conversación sin dejar de ver a los ojos al presidente Hernández, y solo giró su mirada un momento para saludar de manera caballerosa a la primera dama, Ana García de Hernández.

 

Los elogios del magnate neoyorkino, inversor, restaurador de piezas antiguas, político, empresario, promotor inmobiliario, productor de televisión, cine, escritor, director ejecutivo y presentador de televisión nacido el 14 de junio de 1946, fueron de principio a fin durante el encuentro inesperado e inusual con Hernández.

 

Para cerrar el amistoso encuentro, el presidente Trump catalogó como una gran satisfacción conocer al mandatario hondureño: “Así que sólo queda agradecerles; es un gran honor estar contigo y con tu esposa”.

 

Antes de que el canciller Rosales y el secretario McAleenan firmaran el acuerdo, Trump dijo: “Gracias, muchas gracias, es un placer conocerles”.

 

Por su parte, el presidente hondureño, unas horas después de haber participado de la firma del acuerdo bilateral, tras ser consultado por los periodistas sobre cómo fue el encuentro y los acercamientos con el mandatario estadounidense, expresó: “Algún día lo vamos a escribir en un libro”.

 

 

categoria
back to top